Cómo hacer buenas fotos de tu casa, incluso con el móvil

hacer buenas fotos de tu casa

Si lo que quieres es vender o alquilar una propiedad, debes hacer buenas fotos de tu casa. La explicación es simple: captando lo mejor de tu vivienda, conseguirás atraer a más personas interesadas. Ten en cuenta que, en lo primero en lo que se fija un potencial comprador o arrendatario, es en las imágenes. Así que ya sabes: consigue que tu vivienda en venta o alquiler destaque entre la competencia y aprovecha el magnífico escaparate que ofrece Internet. No hace falta que seas un profesional, pero sí hay algunos trucos que pueden ayudarte a conseguir hacer buenas fotos de tu casa. Toma nota de los siguientes consejos:

  • Planifica tu sesión. Piensa qué es lo que quiere ver el potencial comprador. Aparte de las fotos básicas de cada estancia, fotografía también los elementos diferenciadores de la casa a vender, como pueden ser las terrazas y los balcones.
  • Organiza tu casa. Una estancia desordenada no reflejará el verdadero potencial de la vivienda y, probablemente, distraiga la atención de lo realmente importante. Además, para tu sesión, quita marcos de fotos y recuerdos personales para crear una imagen lo más neutra posible. 
  • Potencia la iluminación natural. Abre persianas y cortinas. Cuanta más luz haya, mejor. Evita siempre que puedas el flash en tus fotografías y no hagas sesiones de noche o en días muy apagados. También puedes utilizar la iluminación de la casa para crear ambientes más cálidos. 
  • ¡Ojo con el contraluz! A la hora de hacer fotos, sobre todo en estancias donde incide el sol directamente por las ventanas, ten cuidado con el contraluz. Busca otro ángulo para evitar fotos oscuras en las que apenas puede apreciarse nada. Cambia de posición e incluso de altura, hasta que obtengas un buen resultado. 
  • Los ángulos importan. Sitúate en las esquinas para captar la totalidad de la estancia o, al menos, la mayor parte posible. Lo ideal es que realices varias tomas desde diferentes ángulos, también en los dormitorios. Ya habrá tiempo para descartar las fotos que no te sirvan.
  • Fotos rectas y bien encuadradas. Utiliza la opción de cuadrícula del móvil para guiarte a la hora de encuadrar. Así evitarás que las fotos salgan torcidas. Además, es importante que mires lo que estás fotografiando, para evitar cortar elementos clave. Por ejemplo, en el salón. Es mejor que hagas varias tomas y no querer abarcarlo todo en una sola imagen. Para evitar fotografiar demasiado suelo o techo ponte la cámara a la altura de los ojos o, incluso, algo más baja en función de tu altura.  
  • Baños y estancias pequeñas. Las habitaciones pequeñas como los baños suelen ser las más difíciles de fotografiar. Evita los ángulos muy picados, aunque pienses que así aparecerán más objetos en la imagen. No quedan bien. Siempre puedes hacer fotos de un elemento en concreto, como la bañera o el lavabo. ¡Y cuidado con el reflejo de los espejos! No queremos vernos reflejados en una fotografía que busca vender una propiedad. 

Por último, y no por ello menos importante, recuerda: antes de empezar a hacer fotos, limpia bien tu objetivo. De lo contrario pueden aparecer manchas indeseadas en las fotos, que te hagan volver a empezar desde cero. Si te gustaría anunciarte en Casas Vinaròs by Arslan, contáctanos. Podemos orientarte para conseguir mejores fotos de tu propiedad y aumentar así el número de visitas que te permitirán concretar una operación de alquiler o de compra – venta con éxito. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?